Estatua de Jacinto Ruiz y Mendoza*

Jacinto Ruiz y Mendoza es la de un militar español que combatió contra las tropas francesas en Madrid en el levantamiento del 2 de Mayo.

245px-Monumento_al_Teniente_Ruiz_Mendoza_(Madrid)_02La estatua de Jacinto Ruiz y Mendoza es la de un militar español nacido en Ceuta el 26 de Agosto de 1779 y muerto en la ciudad de Cáceres el 13 de Marzo de 1809 que combatió contra las tropas francesas en Madrid en el levantamiento del 2 de Mayo. Su padre fue el subteniente de Infantería Antonio Ruiz.

Inició su carrera militar con dieciséis años en su ciudad natal como cadete en el Regimiento Fijo. A mediados del año  1800 cuando fue ascendido al grado de segundo subteniente y en Enero de 1801 ascendió a subteniente siendo destinado al regimiento de Voluntarios del Estado, en Madrid.

En el mes de Mayo de  1807 sin haber recibido el bautismo de fuego es ascendido a teniente y se le destina en la tercera Compañía del Segundo Batallón de su regimiento.

El 2 de mayo de 1808 el teniente estaba enfermo en cama pero sale al mando de su compañía  al oír las descargas del ejército francés para poder reforzar las tropas del cuartel en el Parque de Artillería de Monteleón, poniéndose a las órdenes de los capitanes, Luis Daoíz, y  Pedro Velarde permitiendo la entrada de paisanos al recinto para darles  armas y poder defenderlo.

Los heroicos capitanes Daoíz y Velarde mueren en el combate y solamente Ruiz, al ser herido en el brazo izquierdo, aunque maltrecho sigue combatiendo en el interior del patio, dispuesto a continuar la defensa hasta el último momento. Después es alcanzado en la espalda de un disparo que le sale por el pecho. Cuando finaliza la batalla y empiezan a retirar los cuerpos se dan cuenta que el teniente Ruiz todavía está vivo y es trasladado a su cuartel y de allí a su domicilio para que las tropas de Joaquín Murat no le hagan prisionero y  pueda recuperarse de sus graves heridas.

Más tarde no haciendo caso del consejo de sus médicos  y compañeros de no incorporarse a la lucha toma la decisión de abandonar Madrid después de ver el despliegue que realizan las tropas francesas, dando un paseo por el Retiro, uniéndose a los que se estaban reorganizando en defensa de la independencia española.

jacinto ruiz detalle peana

Al teniente Ruiz se le traslada más tarde a Badajoz al ser  ascendido por el Gobierno al grado de teniente coronel pero en el viaje debido a su delicado estado de salud se paran en Trujillo, refugiándose en casa de Juan Cebollino, tío suyo, teniente coronel de Regimiento de Badajoz.

El 11 de Marzo de 1809,  Jacinto Ruiz y Mendoza al ver como empeora su estado de salud, hace testamento y desgraciadamente dos días después fallece, cuando contaba 29 años. Es enterrado al día siguiente en el cementerio de la parroquia de San Martín.

La idea de levantar el monumento en memoria del teniente surge en el año 1888 de Pedro Berenguer y José Ibáñez Martín profesores de la Academia General Militar. A lo que Manuel Casola Ministro de Guerra en ese momento acoge con entusiasmo. En el centro Militar a  los oficiales del Ejército les parece también una buena idea y en tres años, con lo que sacan de las clases que dan les da para cubrir los gastos del monumento, fundida en bronce.

La escultura se le encomendó a Mariano Benlliure, quien presentó un modelo de la misma en yeso en la Exposición Nacional de 1890. En el mismo año la subió a una altura de 260 cm fundiéndola en Roma construyendo una base de mármol gris italiano, mármol rojo de Sigüenza y en negro con vetas blancas de la ciudad de Bilbao. En el frente tiene una inscripción sobre mármol que pone “A Jacinto Ruiz” rodeada de adornos y un bajorrelieve y adornos fundidos en bronce. En el lado opuesto la inscripción reza “El Ejército Español a uno de sus Héroes

La estatua de Jacinto Ruiz está de pié, con su cuerpo hacia delante y el brazo izquierdo levantado y en el derecho blandiendo la espada, como animando a combatir. Benlliure moldeó la cabeza basándose en un retrato que la familia de Ruiz tenía en Ceuta. El retrato le sirvió al artista para el dibujo que luego grabó Bartolomé Maura, con los que se adornaron los cuartos de las banderas de los cuerpos del Ejército.

El precioso monumento se levanta en su honor en Madrid, en la antigua plaza del Rey inaugurado  por la Reina Doña María Cristina el día 5 de mayo de 1891.

Sus restos fueron trasladados a Madrid en marzo de 1909 en tren, por orden del Gobierno de España. Cuando llegaron a la  estación de Atocha donde le son rendidos honores militares, fueron trasladados en un armón de Artillería hasta el Monumento a los caídos por España erigido en 1840 en la plaza de La Lealtad, para honrar a los héroes del “Dos de Mayo de 1808”, siendo inhumados en una urna de caoba con adornos de cobre, junto al de los insignes capitanes D. Luis Daoiz Torres y D. Pedro Velarde Santillán. Las llaves de la urna quedan en poder del Ayuntamiento, el Museo de Infantería y las Cortes respectivamente.

La inhumación del cadáver se hizo delante del monumento, oficiado por el Obispo de Madrid, Sus cenizas están repartidas también en otras dos arcas, una en el Museo de la Legión de Ceuta y la otra en  el Museo Militar de La Coruña.

rutasconhistoria

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios