Guerra Sueco-Polaca de 1655-1660*Guerras del Norte

Defensa del Monasterio de Jasna Góra

Defensa del Monasterio de Jasna Góra

En el siglo XVII prácticamente toda Europa estaba en guerra.

Las Guerras del Norte (1655–1661) (Polaco: Segunda Guerra del Norte) es un nombre a veces utilizado para designar a la serie de conflictos librados entre Suecia y sus rivales: la Mancomunidad Polaco-Lituana ( El Diluvio, 1655–1660), Rusia (Guerra Ruso-sueca, 1656–1658), Prusia-Bradenburgo (1657–1660), el Sacro Imperio Romano Germánico (1657–1660) y el Reino de Dinamarca y Noruega (1657–1658, 1658–1660).

El Rey de Mancomunidad Polaco-Lituana Juan II Casimiro Waza.

El Rey de Mancomunidad Polaco-Lituana Juan II Casimiro Waza.

Por falta de herederos la dinastía Jagiellon acabaría extinguiéndose, por lo que le corresponde a los nobles escoger quién será el nuevo monarca. Los candidatos al trono trataban de ganarse el apoyo de la nobleza concediéndole cada vez más privilegios y poderes que, a la larga conducirían al debilitamiento del Estado, ya que los nobles miraban más por sus intereses particulares que por los intereses de la nación.

Como solía ser común en esa época, el hecho de que el monarca fuese extranjero no suponía ninguna clase de problema para acceder al trono, así que en la primera mitad del XVII Polonia estará gobernada por una rama católica de los Vasa de Suecia.

En esta época la peste asola al país y se suceden las guerras religiosas con los vecinos tártaros, ortodoxos (rusos y ucranianos), los turcos y terminará con la gran invasión sueca que asoló el pais entre 1655 y 1660.

Acordemos que “El Diluvio” – película, está ambientada en los años 1655 – 1657 y termina en una capilla en 1658.

El Rey de Suecia Karl X Gustav.

El Rey de Suecia Karl X Gustav.

El Diluvio (en polaco: Potop Szwedzki, “La invasión sueca”), de Polonia en 1655 durante la Segunda Guerra del Norte (1655-1660) fue un periodo de conflicto que se inició en 1655 y al cual se puso fin formalmente con la paz de Oliva en 1660.

En 1655 el ejército sueco entró en suelo polaco. Polonia, que se encontraba debilitada por la guerra con los cosacos y Rusia, no fue capaz de detener a los suecos, quienes ocuparon casi todo el país, mientras los territorios del este eran invadidos por los cosacos y los rusos.

El punto de inflexión en la guerra se dio en la defensa del Monasterio del Jasna Góra. Los suecos fueron derrotados (1656-1660). La guerra y la ocupación de casi todo el país por una inundación de tropas suecas, se tradujo en la Comunidad con grandes daños materiales, incluyendo la muerte de una parte significativa de la población debido a los actos de guerra, el hambre y la enfermedad; el saqueo de tesoros culturales polacos por parte del ejército sueco, y finalmente la pérdida de la soberanía polaca sobre Prusia.

El Tratado de Bromberg-Wehlau, firmado entre el rey polaco Juan II Casimir y el elector Federico Guillermo I en 1657 permitió el fortalecimiento del estado de Brandeburgo en la arena internacional. El final del diluvio significó, así mismo, el fin de la época dorada de la República de las Dos Naciones. Un cuarto de la población del país pereció a consecuencia de ella y de las plagas, resultando la economía del pais grandemente dañada.

“El Diluvio” y el Levantamiento de los Cosacos de Chmielnicki marcaron el final del florecimiento de Polonia. En consecuencia, a mediados del siglo XVIII nacieron Rusia, Austria y Prusia a partir de los territorios de Polonia.

Potop (1974) Dir. Jerzy Hoffman
(El Diluvio) Subtítulos en español

potop00Siglo XVII. Mientras la guerra hace estragos por toda Europa, un valeroso guerrero lucha por el amor de una doncella llamada Olenka.

El diluvio es el título español de la película polaca Potop, un drama histórico dirigido por Jerzy Hoffman, estrenado en 1974. La película está basada en la novela del escritor polaco Henryk Sienkiewicz (Premio Nobel de Literatura 1905). Fue nominada para el Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 1974.

La película nos situa en el siglo XVII durante la invasión sueca de la Mancomunidad de Polonia-Lituania, conocida en Polonia como El diluvio, la cual fue eventualmente rechazada. No obstante, un cuarto de la población del país pereció a consecuencia de ella y de las plagas, resultando la economía del país grandemente dañada.

potop01A mediados del siglo XVII, apenas trascurridos cinco años desde que los caballeros de la República Polaco-Lituana expulsaran a los invasores cosacos que les amenazaban por el Este, una nueva y mucho más peligrosa amenaza asoma por el horizonte; las tropas suecas están entrando por la frontera norte del país.

Mientras tanto, Andrzej Kmicic, un joven noble lituano cuya rudeza oscurece su sagacidad y bravura, malvive rodeado de asesinos, libertinos y vagabundos, quedando estigmatizado como un fuera de la ley. Pero su amor por la bella Oleńka le inspirará la forja de un nuevo carácter en el campo de batalla, así como una sencilla y trascendental misión: la defensa del Rey, la Nación y la Fe frente a los invasores extranjeros.

Después de “A Sangre y Fuego”, “El Diluvio” – segunda novela de la Trilogía de Sienkiewicz – continua la arrolladora saga de guerra y rebelión que amenazó la existencia de Polonia y cambió la cara de Europa oriental durante el siglo XVII.

El ganador del premio Nobel Henryk Sienkiewicz, sobre las constantes eternas del amor y la guerra, teje un rico tapiz de pasión, traición y redención para narrar las gestas de la nación polaca atrapada en la agonía de la contienda civil, a la vez que plantea la cuestión moral de si las personas pueden elevarse sobre su tiempo y circunstancias.

“El diluvio” no es sólo una novela que recrea los destinos cruzados de Polonia, Suecia y Rusia en uno de sus períodos más trepidantes y dramáticos; es la historia de un hombre y una mujer trágicamente separados por la imprudencia y el orgullo, víctimas de una invasión extranjera que dividió a la nación contra sí misma, revelando lo mejor y peor de cada persona.

El autor de la Trilogía Henryk Sienkiewicz es el quinto premio Nobel (1905) en la historia del galardón y el primero de Europa Oriental. Sus obras, traducidas a más de 40 idiomas, le convierten en uno de los autores más leídos de principios del siglo XX.

Hoy en día, es recordado sobre todo como el autor de “Quo Vadis?” (1896), novela llevada al cine en repetidas ocasiones.

cinepolaco

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios