Acción del 10 de noviembre de 1808*Guerras Napoleónicas

Captura del Thetis, 10 de noviembre de 1808, óleo de Thomas Whitcombe.

Captura del Thetis, 10 de noviembre de 1808, óleo de Thomas Whitcombe.

La acción del 10 de noviembre de 1808 fue un enfrentamiento naval librado en el marco en las Guerras Napoleónicas en el que una fragata británica venció y capturó otra francesa en el golfo de Vizcaya. La acción formó parte del bloqueo ejercido por la Marina Real británica en los puertos vizcaínos durante la guerra, una estrategia designada para evitar la llegada y la partida de barcos a puertos franceses.

De este modo, Gran Bretaña pretendía eliminar el comercio exterior con Francia y dañar así la economía francesa, así como separarle de sus colonias de ultramar. El barco francés que participó en la acción, el Thétis, estaba destinado a trasladar una carga de harina y provisiones militares, además de aproximadamente 100 soldados, para reforzar la guarnición de la isla de Martinica, situada en las Indias Occidentales y que Francia controlaba.

Vista satelital del golfo de Vizcaya, lugar en el que tuvo lugar la acción

Vista satelital del golfo de Vizcaya, lugar en el que tuvo lugar la acción

La Thétis no había abandonado la costa francesa aún cuando una fragata británica perteneciente a la escuadra costera que patrullaba la zona lo descubrió. La función de esta unidad consistía en vigilar la entrada a los puertos franceses situados en Vizcaya, principalmente el de Brest, e interceptar cualquier barco que pretendiese acceder o partir de ellos. La fragata que lo había avistado, la HMS Amethyst, comenzó a perseguir a la Thétis y después inició la batalla.

A lo largo de esta, el barco británico se mantuvo siempre cerca del francés pero evitando que los soldados a bordo de la Thétis abordasen su navío. Además, aprovecharon su superioridad numérica para imponerse a sus rivales mediante el uso de disparos potentes y precisos. La batalla se extendió en el tiempo durante más de seis horas y los franceses sufrieron 130 pérdidas mortales, entre las que se encontraba el capitán y muchos soldados, antes de que la tripulación de la Amethyst consiguiese capturar la Thétis.

Michael Seymour, capitán de la Amethyst.

Michael Seymour, capitán de la Amethyst.

En los minutos posteriores, dos navíos británicos más llegaron a la zona atraídos por el sonido de los disparos y ayudaron a realizar el transporte del dañado Thétis a Gran Bretaña.

La batalla supuso un duro golpe para los defensores franceses de Martinica, los cuales quedaron aislados de Francia y sufrieron la escasez de provisiones alimenticias y militares. A pesar de que otra fragata consiguió evadir el bloqueo y llegar a la isla en 1808, esta estaba rodeada de bases británicas y fue invadida y tomada en enero de 1809.

Michael Seymour

Michael Seymour

Los británicos se hicieron con el control de otras colonias francesas en los dos años siguientes gracias al bloqueo, que aislaron las comunicaciones de Francia con sus territorios de ultramar. La Amethyst y su capitán Michael Seymour estuvieron activos en esta campaña y consiguieron capturar una segunda fragata francesa, el Niémen, durante la Acción del 6 de abril de 1809.

El HMS Shannon (a la izquierda), en un óleo de 1813.

El HMS Shannon (a la izquierda), en un óleo de 1813.

La Amethyst continuó disparando al Thétis durante los siguientes ochenta minutos, prácticamente sin respuesta, hasta las 12:20. En ese momento, los británicos consiguieron abordar y hacerse con el control de la Thétis sin oposición, ya que las dos fragatas se habían enredado con sus aparejos. El problema más inmediato para Seymour consistió en asegurar su premio.

Muchos de los prisioneros que no estaban heridos fueron transferidos a la Amethyst bajo guardia y, a la 01:05, las fragatas se separaron después de que los marineros rompiesen los aparejos que estaban enredados. Diez minutos después, el HMS Triumph, equipado con 74 cañones, apareció entre la oscuridad y a la 01:30, una segunda fragata, el HMS Shannon, bajo el mando del capitán Philip Broke, llegó atraído por los disparos. 

Los tres barcos británicos juntos liberaron a los prisioneros de la Thétis y llevaron a cabo varias reparaciones: la Thétis había perdido los mástiles restantes poco después de su abordaje y los de la Amethyst corrían el riesgo de colapsar. Las pérdidas británicas en el enfrentamiento fueron severas —19 fallecidos y 51 heridos—, pero no tanto como las francesas —135 fallecidos, entre los que se encontraba Pinsum, y 102 heridos.

The Battle of Camperdown, 11 October 1797 by Thomas Whitcombe, painted 1798

The Battle of Camperdown, 11 October 1797 by Thomas Whitcombe, painted 1798

En Gran Bretaña, se le recompensó a Seymour por la victoria: se le concedió una medalla conmemorativa, recibió 100 libras —además de 625 adicionales para repartir entre los heridos— y las llaves de las ciudades deCork y Limerick, aunque se sugirió también que el capitán fuese condecorado con el título de caballero. Además, el primer teniente Goddard Blennerhasset consiguió el ascenso a comandante, al igual que los suboficiales, que también consiguieron mejores puestos. Por otra parte, la Marina Real compró la Thétis bajo el nombre de HMS Brun.

Las tripulaciones del Emerald y de la Amethyst recibieron el dinero obtenido tras la compra.14 Cuatro décadas después, en 1847, la Naval General Service Medal condecoró a los británicos que habían participado en la batalla y aún vivían con un broche de medalla.15 La Amethyst había sufrido daños severos en la batalla y su reparación se llevó a cabo durante 71 días en el puerto de Plymouth. Cinco meses después, se les encomendó a Seymour y Maitland la tarea de capturar al Niémen, que se encontraba de camino a Isla de Francia, en el golfo de Vizcaya.

The Battle of the Saintes, 12 April 1782: surrender of the Ville de Paris by Thomas Whitcombe, painted 1783

The Battle of the Saintes, 12 April 1782: surrender of the Ville de Paris by Thomas Whitcombe, painted 1783

Seymour, sin el apoyo del Emerald, fue nuevamente capaz de capturar a su oponente después de un fiero enfrentamiento en la Acción del 6 de abril de 1809.16 A pesar de que Seymour alabó la valentía del oficial francés superviviente, el Teniente Joseph Dedé, este juró más tarde en el juzgado que la Thétis no se había rendido hasta el arribo del Triumph y el Shannon. Este testimonio contradecía tanto el testimonio británico como la propia insistencia de Dedé durante la noche de la batalla en afirmar que no había visto ningún barco más durante la acción.14 El historiador William James sugiere que este hecho se trataba de un intento deliberado de apelar a las autoridades navales francesas con el fin de evitar las responsabilidades por la derrota.

El fracaso a la hora de hacer llegar las provisiones y los refuerzos que cargaba la Thétis al mar Caribe pudo tener importantes consecuencias en la subsecuente invasión de Martinica en enero de 1809. El Amphitrite fue la única fragata que consiguió transportar provisiones y soldados a Martinica, por lo que una fuerza expedicionaria británica pudo derrotar a los débiles defensores de la isla en una breve campaña.18 El estricto bloqueo también afectó a otras colonias francesas, ya que impidió el envío de comida y suministros militares, y contribuyó a la toma de Isla de Francia y Guadalupe en el año 1810.

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios