Batalla de Abukir* (1799)

Batalla del Nilo o de la Bahía de Abukir.

El almirante inglés Horatio Nelson, al mando de una escuadra de 13 navíos y una fragata, es alertado en junio por el Almirantazgo británico de la presencia de una gran flota francesa en el Mediterráneo que zarpó del puerto de Toulon en mayo; tras dos meses de búsqueda, localiza a su escolta armada en la bahía de Abukir, en la costa egipcia.

Bahía de Abu Qir

Bahía de Abu Qir

La escuadra francesa consta de 13 navíos y 4 fragatas al mando del almirante Brueys, formados en línea cerca de la costa, con todos sus cañones apuntando al mar abierto y amparados por bajíos, de tal forma que no pueden ser flanqueados y atacados por retaguardia, conformando una auténtica batería flotante de centenares de cañones.

A las 14:30 horas, la flota inglesa llega a la bahía. Nelson planea concentrar su ataque sobre los primeros navíos de la batería gala, para tener una superioridad de 2 contra 1 en el primer momento. Espera destruir la vanguardia francesa o cuando menos rebasarla, para flanquear su formación y atacarles por ambos costados.

1920px-Paris_Arc_de_Triomphe_Bataille_d'Aboukir

A las 16:30 horas, la escuadra de Nelson comienza a maniobrar para situar la mitad de su flota en mar abierto, atacando paralela a la vanguardia de la inexpugnable línea francesa. Mientras, varios barcos británicos, encabezados por el “Goliath”, cuyo comandante, Foley, tiene un mapa de la bahía de Abukir indicando que la profundidad real de los bajíos es mayor de la conocida por los galos.

El viento cambia de dirección y sopla del noroeste, lo que beneficia a los británicos y perjudicaba a los franceses, que se alejan de la orilla, dejando espacio suficiente para para que el “Goliath” y los navíos que le secundan, el “Theseus” y el “Audacius”, flanqueen la batería francesa pasando entre el “Guerrier”, el primer navío de la línea gala, y la orilla.

Hacia las 17:30 horas, el “Goliath” consigue rebasar al “Guerrier” seguido de los otros buques británicos. La fragata “Serieuse” intenta impedir la maniobra, pero es hundida rápidamente por la superior capacidad de fuego del Navío de Línea británico “Orion”.

En total 5 navíos ingleses logran envolver la línea francesa, cañoneándola desde el estrecho brazo de mar que les separa de la orilla, mientras otros buques ingleses, liderados por el “Vanguard” de Nelson, la atacan desde mar abierto, aniquilándola lentamente durante el resto de la tarde, al estar cogidos los franceses entre dos fuegos.

El vicealmirante Horatio Nelson

El vicealmirante Horatio Nelson

A las 18:45 horas, los primeros cinco buques de la línea francesa son cañoneados en ambas bandas por 8 naves británicas, sufriendo daños muy graves a partir de entonces, mientras el final de la línea francesa está prácticamente inactiva.

Hacia las 21:00 horas el francés “Guerrier” arría su bandera, prácticamente destrozado. Thouars, capitán francés del “Tonnant”, destaca por su valor en los duros combates que tienen lugar al dirigir su tripulación hasta morir desangrado, sin sus piernas y un brazo.

Batalla del Nilo, óleo de Thomas Luny.

Batalla del Nilo, óleo de Thomas Luny.

A las 21:30 horas, el navío francés “Peuple Souverein” es desarbolado y se retira hacia tierra, el navío británico “Leander” gira y ocupa su posición, partiendo en dos la línea francesa y cañoneando al “Franklin” por la popa, causándole gravísimos daños, y al “L’Orient” por la proa.

Hacia las 22:00 horas, estalla la Santa Bárbara del buque insignia francés, el “L’Orient”, de 120 cañones, falleciendo en el acto el almirante Brueys. De los 1.000 tripulantes que iban abordo, los británicos solo rescatan 60, y con sus compañeros se hundió en la bahía de Abukir el tesoro de Malta que habría de financiar la campaña de Napoleón.

La línea francesa queda dividida en dos mitades y tan sólo cuatro de sus buques logran escapar tras el anochecer, cortando los cables de sus anclas; el resto de su flota seguirá combatiendo en la bahía hasta ser destruida o capturada.

A las 11:45 horas se rinden el “Tonant” y el “Franklin”. Los enfrentamientos continúan durante la madrugada, declinando lentamente con cañoneos, abordajes, rendiciones e intercambios de disparos; los navíos “L’Artemise” y “Timoleon” arden hasta consumirse. La resistencia en los buques franceses termina hacia las 6 de la mañana.

Los franceses tienen 1.700 muertos, otros 1500 resultan heridos, de los cuales un millar son apresados junto a otros 2.500 hombres, además de perder 11 Navíos de Línea y 2 fragatas, pues sólo escapan los navíos “Guillaurme Tell” y “Gendereux” y las fragatas “Diane” y “Justice”.

Bataille_d'Aboukir,_25_juillet_1799

Los británicos tienen unos 218 muertos y 678 heridos, no han perdido ninguno de sus buques y además han capturado 9 navíos franceses, de 74 u 80 cañones por banda.

La flota británica bloqueará Egipto, impidiendo que el Ejército de Oriente sea reforzado o reciba suministros de Francia, dejándole aislado. Nelson obtendrá como recompensa el 20 de noviembre el título de Barón de Bath y una pensión de 10.000 libras anuales. Gracias a él, la Royal Navy predominará desde ahora en el Mediterráneo.

Para la armada francesa es una tragedia, pues ha perdido su flota mediterránea. Para Napoleón supone la ruina de su plan contra Inglaterra. Cuando se entere de lo sucedido, dirá: “- Así que este es el fin de mi armada… ¿Estaré destinado a morir en Egipto?”

remilitari

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios