Eugenio de Saboya*

 Fue uno de los más brillantes generales que sirvió a Austria durante las guerras donde fueron expulsados los turcos otomanos de los territorios austríacos, húngaros y serbios a finales del siglo XVII.


Eugenio Francisco nació en Paris en 1663, hijo del Príncipe Eugenio Mauricio de Saboya-Carignano, conde de Soissons y de Olimpia Manzini (Una mujer algo frívola y posteriormente acusada de envenamiento), y por lo tanto familiar cercano del Cardenal Mazarino, criándose en la Corte de Luis XIV rey de Francia.

 Luis XIV rey de Francia

Luis XIV rey de Francia

El pequeño no era atractivo, puesto que la nariz muy gruesa, su baja estatura, sus dientes grandes salientes y su labio superior pequeño, lo hacían el objeto de burlas en la corte. Desde niño parecía estar destinado a la carrera eclesiástica, pues siendo infante ya poseía dos abadías, razones estas que hacían que el rey Sol lo llamara con desprecio “El Curita”.

En sus sueños deseaba emprender grandes campañas bajo las banderas de Luis XIV, pero su acceso a la milicia fue prontamente denegado por el rey en tono despectivo. Esto sumado al destierro de su madre por sus continuas intrigas y acusada de asesinato, así como la caída en desgracia de sus hermanos en la corte, lograron que la primitiva admiración y respeto que sentía Eugenio por el rey, se trocara en odio, jurando en aquellos momentos en demostrarle a Francia algún día quien era él como general.

Genealogía del Príncipe Eugenio.

Genealogía del Príncipe Eugenio.

Desairado decide presentarse ante el emperador Leopoldo I de Austria, pues en ese momento el imperio luchaba en la gran guerra turca (1682-1699) y su hermano el coronel Luis Julio, ya combatía bajo las banderas austriacas, lo que le prometía acción y gloria. En 1683 su hermano muere luchando contra los tártaros de Crimen, por lo que sobreponiéndose a su dolor solicita al emperador el mando de regimiento de su hermano, quien se lo niega, pero le nombra teniente coronel.

Puesto que no obtiene nada por ese lado, decide unirse al ejército que comandaba su primo Luis Guillermo de Baden y que iba a defender a Viena ante el asalto turco. Participa entonces en la batalla de Kahlenber, donde el ejército coaligado multinacional derrota a los turcos y salva a Viena, y en la cual el rey Polaco Juan Sobieski es el gran héroe. Continúa en la campaña de rechazo de los turcos hasta la toma de Belgrado en 1688.

Luis Guillermo de Baden-Baden

Luis Guillermo de Baden-Baden

Posteriormente es enviado por el emperador a Italia donde participa en la Guerra de los nueve años o guerra de la Liga Augsburgo (1687-1697), combatiendo contra los franceses. Durante este período asciende en la escala militar hasta llegar a general de caballería 1690 y mariscal de campo en 1693.

Ante la recaptura de Belgrado por parte de los turcos en 1690, y el fin de la guerra en Italia, el príncipe es enviado en su primer mando independiente a dirigir la guerra en 1697, y en Julio de ese año los derrota en la batalla de Zenta (Serbia), al tomar por sorpresa a un ejército turco casi doble que el suyo mientras cruzaban el rio Tisa, aniquilando a los jenízaros y perdiendo solamente 500 hombres.

Esto obliga a los turcos y pedir la paz firmada en Carlowitz en 1699. Como regalo el emperador le otorga territorios en Hungría, lo que le brinda grandes ingresos y le permite construir un gran palacio y formar con el tiempo una suntuosa biblioteca.

Eugenio de Saboya-Carignano.

Eugenio de Saboya-Carignano.

Sin embargo su época de brillantez se da durante la Guerra de Sucesión Española, comienza su campaña invadiendo posiciones españolas en Italia y consiguiendo una victoria en la primera batalla de la guerra en Carpi (1701), y luego una serie de combates con suertes alternas, pero sin ser decisivos, hasta que al liberar a Turín de un asedio en 1706, logran que los franceses salgan derrotados del norte de Italia.

Entretanto se traslada a comandar varias fuerzas imperiales en el frente de Baviera y Renania donde logra impedir el avance de las tropas francesas derrotándolos en la batalla de Blenheim, aliado al comandante inglés John Churchill (Duque de Marlborough), conformando una de las peores derrotas francesas de la historia.

John Churchill, I duque de Marlborough

John Churchill, I duque de Marlborough

De esta manera salvan a Viena y Austria obtiene Baviera y se liberan fuerzas para enviarlas a Italia y Flandes. A continuación su esfuerzo se centra en Flandes donde se libra la parte más cruenta de la guerra, allí en Oudenarde (1708) donde de nuevo junto a Churchill, derrotan a los franceses cuasandoles 15.000 bajas por 3.000 aliadas.

En la batalla de Malplaquet (1709), los aliados “derrotan” nuevamente a los franceses, pero esta vez perdieron 25.000 hombres contra 11.000 franceses, siendo la lucha más sangrienta en la guerra. De allí en adelante la lucha decrece y el retiro de John Churchill de la comandancia inglesa sume a los aliados en una parálisis que ayuda a que los franceses se repongan y provoca la derrota de Eugenio en Denain (1712). Finalmente Inglaterra firma un acuerdo de paz por separado y la alianza se derrumba.

Finalizada la guerra es nombrado gobernador de los Paises Bajos (Ahora en poder de Austria), donde permanece hasta que la guerra con Turquía se desata nuevamente y es llamado a dirigirla. Allí derrota a los turcos en Peterwardein (1716) y reconquista Belgrado (1717), obligando a los turcos a pedir la paz en 1718.

Es de nuevo llamado al servicio para dirigir los ejércitos Austriacos en la guerra de sucesión Polaca, pero no tuvo gran éxito pos su avanzada edad y pasa definitivamente al retiro y a vivir placidamente en su palacio del Belvedere. Fue consejero y ministro de los emperadores Leopoldo I, Jose I y Carlos VI. Por último muere en Viena en 1736 víctima de pulmonía.

mundohistoria

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios