Gustavo V de Suecia**Casa real Bernadotte.

Gustavo V que fue rey de Suecia a partir de 1907. Era el hijo mayor de los reyes Óscar II y Sofía de Nassau y se casó el 20 de septiembre de 1881 con Victoria de Baden… pobre Victoria! Gustavo V sería el último monarca con poder efectivo en el gobierno, cediendo ante los cambios constitucionales que fijaban una monarquía parlamentaria.

Fue un secreto oficial que el rey era homosexual y en su vejez no se molestó en ocultarlo. Una supuesta relación homosexual con Kurt Johansson alias Haijby desató el escándalo Haijby, durante el cual se demostró que la corona había pagado grandes sumas de dinero a éste para mantener su silencio, y que se había presionado a Haijby dos veces para dejar el país, a EEUU y a Alemania, y que se le ingresó injustificadamente en un psiquiátrico.

El rey no fue consciente probablemente de estos manejos o al menos no estuvo implicado directamente. Pero el escándalo se desató en el comienzo de los años 1950 cuando lo publicó Vilhelm Moberg.

Kurt conoció al rey Gustavo V en 1912 cuando él y otro boy scout fueron recibidos en audiencia… ya, ya sé que todos acabáis de imaginar cosas sucias… muy sucias. Cuando Johansson creció se dedicó a una vida de delincuencia y fue condenado varias veces por robo y fraude. Es más, intentando escapar de prisión mató a un policía de un disparo y fue condenado por homicidio involuntario: una joya sueca. 

Al salir de la cárcel cambió su nombre e intentó abrir un restaurante. Como era un exconvicto no podía obtener la licencia de venta de alcohol. Entonces Haijby solicitó y obtuvo una segunda audiencia con el rey en 1932 para presentar su caso y supuestamente Gustavo V le sedujo. La mujer de Haiby, Anna Haijby, cuando se enteró de esta relación pidió el divorcio, citando la relación sexual de su marido con el rey como causa del divorcio. Todo discreción, la mujer… ¡estas cosas no pasaban en el XIX! ¡Ni con Franco! Bueno, o sí…

Temiendo que esto trascendiera los funcionarios del tribunal convencieron a la pareja para que presentaran una demanda de divorcio amistosa, si alegar motivos de culpabilidad y animaron a Haijby para que emigrase a Estados Unidos para empezar una nueva vida, donde recibiría 3.000 coronas suecas de la corona. Pero cuando llegó a los Estados Unidos no recibió ningún dinero, por lo que tuvo que regresar a Suecia y desempleado y sin dinero pidió ayuda al rey.

Durante varios años se invirtió dinero de las arcas reales para financiar diversas empresas fallidas que intentó Haijby. No hay pruebas de que se produjera un chantaje explícito pero era evidente que la casa real intentaba comprar su silencio, todo muy monárquico, claro.

Haijby afirmó posteriormente que fue el amante del rey entre los años 1936 y 1947 y estaba claro que la familia real no iba a tolerar esas reales guarrerías invertidas, así que en 1938 Haijby fue arrestado por abuso de menores y se le puso bajo custodia en el hospital mental de Beckomberga, por presión política del gobernador de Estocolmo, Torsten Nothin. El psiquiatra a cargo del hospital no creía que Haijby necesitara cuidado psiquiátrico y posteriormente le liberó. El caso de abuso sexual de menores nunca se presentó ante los tribunales.

En el mismo año, y siguiendo al pie de la letra ese castizo ¿No quieres caldo? ¡Pues toma tres tazas! Haijby fue obligado a emigrar a la Alemania bajo el régimen nazi. Allí fue arrestado por la Gestapo y se presentaron cargos contra él por contactos homosexuales con un joven y se le sentenció a prisión, pero se evadió a Suecia antes de cumplir su sentencia.

En 1949, el muy chungo, ya sin poder lucir en su rostro los pendientes reales, publicó una novela en clave en la que contaba su historia con nombres supuestos (muy sutil…). La primera edición completa fue comprada por la corona y destruida, pero ésta maniobra sirvió solo para retrasar el escándalo porque más tarde se produjeron nuevas ediciones que fueron distribuidas en 1952 y 1979.

Por presión política se volvió a ingresar en un hospital mental a Haijby, pero nunca llegó a estar recluido, solamente tuvo que dejar allí su abrigo y su sombrero como prueba de residencia. Mientras tanto se desató otro escándalo, el escándalo Kejne, que tuvo por protagonista al periodista Vilhelm Moberg que provocó una caza de brujas entre los políticos suecos por supuestas conspiraciones homosexuales… eso que ahora la gente de derechas, del PP y de la Iglesia llaman lobby gay

Gustavo V murió en 1950, a poco de terminar la relación… os recuerdo que nació en 1858.

otromariblog

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios