Adolfo Federico de Suecia**

Adolfo Federico: El rey que comió hasta morir

Adolfo Federico de Suecia

Adolfo Federico de Suecia

Adolf Fredrik (Adolfo Federico en español) de Suecia fue uno de los reyes más polémicos de Suecia. Hijo de Cristián Augusto de Holstein-Gottorp y de Albertina Federica de Baden-Durlach, fue elegido como sucesor al trono de Suecia el 23 de Junio de 1743 debido a la falta de sucesión del monarca al poder, tomando el puesto el 7 de Diciembre de 1751. Su caracter le hizo ser vulnerable a la presión de los partidos políticos y pasó a la historia por ser uno de los monarcas más débiles de Suecia, aunque si algo le hizo único en la historia fue su singular muerte.

Cuando subió al trono en 1751, el Reino de Suecia era mucho más extenso que en la actualidad, incluyendo Finlandia al completo, así como Mecklenburg-Vorpommern (estado de la actual Alemania). Debido a los movimientos separatistas de estas regiones, se vio obligado a visitarlas para intentar ganarse la confianza de los más subersivos. Pero muchos fueron los que se percataron de la debilidad del rey, por lo que poco a poco fue ganando enemigos en todo el reino.

En sus 20 años al poder, la monarquí sueca alcanzó la influencia más baja de su historia, siendo la primera vez que se pudieron aprobar leyes sin la aprobación directa del rey. De hecho, el parlamento sueco hizo un duplicado del sello del monarca, de tal modo que cuando éste no quería aproba alguna de las leyes propuestas por el parlamento, esta se sellaba sin su consentimiento con la copia del sello. En sus dos últimos años de reinado, su posición al poder fue simplemente simbólica, careciendo de cualquier tipo de influencia o capacidad de decisión.

16123534_116048065796

Pero pese a ser un mal gobernante, Adolf Frederick fue un hombre que luchó por la vida en familia, que fue amable con sus sirvientes en un tiempo en el que no era algo normal en la nobleza, e incluso hacía cajas de rapé en su tiempo libre. Era un hombre que amaba la vida por encima de todo, y terminó siendo víctima de uno de sus muchos placeres.

El 12 de Febrero de 1771, se homenajeó con un gran banquete en el que tomó langosta, caviar, chucrut y arenque ahumado, todo ello acompañado de grandes cantidades de champange. Para finalizar aquel gran banquete decidió tomarse un gran atracón de semla en leche caliente, un postre escandinavo típico. Quizá con dos o tres raciones habría bastado, pero el rey aquella noche tomó un total de 14 raciones.

8509061_120068647811

Aquella misma noche, el rey murió a causa de graves problemas intestinales a causa del gran banquete que se había tomado. Desde entonces, se le conoce y se le estudia como “The King who ate himself to death” (El rey que comió hasta morir).

Fuentes y más información:

Adolph Frederick
10 Truly Bizarre Deaths

recuerdosdepandora

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios