Congreso de los Diputados**

El Palacio del Congreso de los Diputados es un edificio de estilo neoclásico construido entre 1843 y 1850, obra del arquitecto Narciso Pascual y Colomer.

Congreso de los Diputados

Congreso de los Diputados

En el emplazamiento del antiguo Convento del Espíritu Santo, de la Orden de Clérigos Menores, el cual sufrió un grave incendio en 1823, mientras se encontraba oyendo misa el Duque de Angulema (el de los 100000 Hijos de San Luis, lo que da que pensar si no sería un atentado contra el invasor absolutista) con todo su estado Mayor. Con la llegada definitiva en 1834 del régimen liberal, el gobierno moderado de Francisco Martínez de la Rosa decidió que sus reuniones se celebrasen provisionalmente en la iglesia del convento. Al asumir el Partido Progresista el poder, se tomó la decisión de construir un nuevo edificio en sustitución del edificio religioso enfrente de la Plaza de las Cortes.

El Palacio del Congreso de los Diputados es un edificio de estilo neoclásico construido entre 1843 y 1850, obra del arquitecto Narciso Pascual y Colomer.

Su fachada principal está compuesta por un pórtico clásico con seis columnas corintias. Al final de la escalinata se encuentra una puerta de bronce, realizada por José María Sánchez Pescador; a ambos lados de la escalinata están situados los leones, obra de Ponciano Ponzano, fundidos en bronce en la Maestranza de Sevilla en 1865. Si quieres conocer su dilatada historia, mira nuestro artículo sobre los leones del Congreso.

Leones del Congreso.

Leones del Congreso.

El frontispicio, también de Ponciano Ponzano, representa a España abrazando la Constitución y rodeada de la Fortaleza, la Justicia, las Ciencias, la Armonía, las Bellas Artes, el Comercio, la Agricultura, los Ríos y Canales de navegación, la Abundancia y la Paz.

En 2005 el alcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón solicita al equipo de arquitectos Siza Hernández de León y Riaño Rueda y Terán que trabajen en el proyecto de remodelación de la plaza de las Cortes con el objeto de estudiar la posibilidad de las obras. El 5 de diciembre de 2009 unos operarios que trabajaban en la remodelación del aparcamiento de la Plaza de las Cortes de Madrid se encontraron al mover la estatua de Cervantes en el basamento octogonal una cápsula del tiempo que en una caja de plomo se encontraban cuatro tomos del año 1819 del Quijote, un libro de la vida de Miguel de Cervantes y otras publicaciones. La caja y su contenido (documentos, medallas y monedas en buen estado) se mostró en una exposición temporal en el patio de la Casa de Correos. Tras la remodelación la ubicación de la estatua se modifica y se coloca en su centro, anteriormente se encontraba más cercana a las paredes de los edificios del Hotel Villa Real.

mapas

rutasconhistoria

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios