Cerro Pingarrón**

Cerro Pingarrón uno de los episodios de la Batalla del Jarama. Famoso por sus enfrentamientos cuerpo a cuerpo y las numerosas bajas sufridas en los dos bandos

El cerro Pingarrón marco uno de los episodios de la Batalla del Jarama, una de las de mayor importancia de la Guerra Civil. La intención del ejército nacional era estrangular los suministros de una ciudad casi sitiada, que era como se encontraba Madrid en febrero de 1937. Querían cortar las comunicaciones con Valencia y de esta forma dificultar aun más la entrada de cualquier tipo de suministro, munición o efectivos a la ya deteriorada situación de la capital. Como consecuencia de esa batalla las zonas de Rivas-Vaciamadrid, Morata de Tajuña, San Martín de la Vega y Ciempozuelos, fueron el escenario de la batalla que se produjo entre el 6 al 28 de febrero de 1937.

El desenlace final, termina prácticamente en tablas, con un ligero avance de las tropas nacionales que no logran el objetivo de cortar la carretera que une a Madrid con Valencia.

JARAM AVIACION NACIONAL

Durante esta batalla por primera vez, de manera combinada, junto a las tradicionales tropas de infantería, caballería, ingenieros, artilleros, zapadores y pontoneros, intervinieron también carros de combate, aviones de bombardeo y artillería pesada, todas simultáneamente.

El cerro Pingarrón es tomado el día 12 de febrero por las tropas nacionales de Asensio, que primero pasan el río Jarama por la carretera de Morata de Tajuña, de esta forma dominan el acceso a la vega del Jarama.

El 15 de febrero el ejército republicano intenta un contraataque a cargo de XIV, XII, XI brigadas internacionales que junto a la XV no logran controlar el cerro Pingarrón, la British pierde una compañía completa.

Durante las jornadas que fueron del 19 al 27 de febrero de 1.937 los republicanos pretenden tomar las alturas del cerro Pingarrón, fortificarse en ellas y lanzarse después al asalto del puente de San Martin de la Vega, cercando al enemigo.

El cerro Pingarrón fue tomado y perdido numerosas veces por ambos bandos. Del lado republicano. Se planteó, como primera misión, la conquista del cerro por sorpresa en un ataque nocturno, la noche del 18 al 19 de febrero, y aniquiló allí un batallón enemigo con granadas y a la bayoneta. Dirigidos por Líster y con la cobertura los carros de combate soviéticos T-26, los republicanos de la 1ª Brigada Mixta asaltan el Pingarrón en medio de violentísimos combates, matando a todos sus ocupantes. Apenas les da tiempo a fortificarse cuando las tropas moras lo reconquistan, aun a costa de un 80% de bajas propias.

Fortificaciones de la batalla del Jarama en el área de Rivas Vaciamadrid. / GEFREMA

Fortificaciones de la batalla del Jarama en el área de Rivas Vaciamadrid. / GEFREMA

El Pingarrón es defendido por tropas Regulares de Ceuta y de caballería del comandante Velasco. Todos a las órdenes del comandante Zamalloa.

El 23 de febrero de nuevo los republicanos con un grupo de blindados T26, suben a la cumbre que hizo famosa la Batalla del Jarama, por sus enfrentamientos cuerpo a cuerpo considerados unos de los más duros de toda la contienda, cambiando de manos al menos cuatro veces. Después de tres intentos fallidos, en cuarto intento algunos brigadistas se niegan a realizar otro asalto, pero finalmente la Lincoln se lanza de nuevo al ataque consiguiendo otro fracaso.

De esta tragedia de la Lincoln saldría la música de Red River Valey y el titulo del Valle del río Jarama que terminaría siendo el himno oficioso de este batallón y de las Brigadas Internacionales. 120 muertos y 175 heridos de la Lincoln fue el balance final.

Contraataca el ejército nacional con el Primer Tabor de Regulares de Tetuán, que estaba en reserva. La 17ª Brigada Mixta llega a tener 1.100 bajas en un mismo día.

Despliegue de los Ejércitos en la Batalla del Jarama

Despliegue de los Ejércitos en la Batalla del Jarama

Finalmente, en un acto de monumental estupidez como diría después el brigadista e historiador Robert Garland Colodny el 27 de febrero se manda al asalto del Pingarrón al batallón de norteamericanos Abraham Lincoln, de la XV Brigada, que acababa de llegar al frente. Para entonces los marroquíes y legionarios se han fortificado en la cima con tres hileras de ametralladoras que disparaban en fuego cruzado. Los norteamericanos son masacrados, pero aún así están a punto de volver a tomar el cerro maldito. De los 450 que inician el ataque, 200 son bajas.

Finalmente el mando republicano ordena el final de los ataques, con lo que se finaliza la Batalla del Jarama.

Geolocalización:Cerro Pingarrón

Imagen_GoogleEarth

rutasconhistoria.es

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios