Palacio del Infante Don Luis**

El Palacio del Infante Don Luis en Boadilla del Monte fue mandado construir por el infante, al arquitecto Ventura Rodríguez, que la ejecuto entre 1763 y 1765

El Palacio del Infante don Luis se encuentra en el casco urbano de  Boadilla del Monte en la comunidad de Madrid. Ordeno su construcción el infante Don Luis Antonio de Borbón y Farnesio y fue construido entre 1763 y 1765 por Ventura Rodríguez  uno de los arquitectos españoles más importantes del siglo XVIII, quien concibió una de las obras más notables del neoclasicismo madrileño. Además del edificio propiamente dicho, el palacio integra una extensa zona ajardinada y agreste.

El palacio es una de las variaciones de Ventura Rodríguez sobre el mismo tema, una estructura tres veces más larga que alta, con quince ventanas y ejes de tres o cuatro pisos, en la que el arquitecto abandona los estilos preferentes de la época, acercándose a los trabajos contemporáneos de Ledoux.

El material principal utilizado es el ladrillo. Las fachadas poseen zócalos de piedra granítica, también empleada en los recercados de las puertas, ventanas y remates superiores.

Se sospecha que el actual palacio está emplazado sobre el antiguo palacio de las Dos Torres, antigua residencia del marquesado de Chinchón.

Palacio-cohces-antigua-xa-acoplarb

El palacio está orientado en dirección norte-sur y ocupa una superficie construida de 6.302,15 m². Tiene planta rectangular y se articula en tres cuerpos principales, levantados a tres alturas, a los que se suman dos cuerpos secundarios, de una sola altura, que flanquean los dos lados.

El palacio cuenta con una capilla en la que se encuentra enterrada Doña María Teresa de Borbón y Vallabriga, condesa de Chinchón, en una urna cineraria al lado del Evangelio. También están aquí enterrados los Duques de San Fernando Doña María Luisa de Borbón y Vallabriga y Don Joaquín de Melgarejo y Abalos.

La familia del infante don Luis de Borbón (1784), por Francisco de Goya. El infante residió en el palacio entre 1765, cuando el edificio fue concluido, y 1776.

La familia del infante don Luis de Borbón (1784), por Francisco de Goya. El infante residió en el palacio entre 1765, cuando el edificio fue concluido, y 1776.

En la parte posterior del palacio se encuentran los jardines que cuentan con siete hectáreas de extensión, compuestos por tres bancales, sostenidos por muros de contención. En el primer jardín, el más cercano al palacio contenía un parterre de boj de trazado sencillo y varias especies de árboles. Fue destruido en un incendio durante la Guerra Civil Española, aunque hoy en día se pueden ver huellas de su trazado. En este bancal se encontraba la Fuente de las Conchas, que se encuentra en la actualidad en Campo del Moro. En su lugar hay una pequeña fuente de hierro que no corresponde con el nivel del jardín. En la segunda terraza no se aprecian restos que nos aporten pistas para saber su posible utilización. La tercera y última terraza tenía la función de huerta en la que todavía podemos apreciar algunos árboles frutales. El cerramiento de los jardines esta realizado con un muro de ladrillo.

En la fachada principal  se encuentra una lápida conmemorativa con el año 1765 siendo este el año de la finalización de su construcción finalización.

Junto a la fachada septentrional, se halla una fuente diseñada por Ventura Rodríguez, formada por tres nichos y pilastras toscanas.

Durante la Guerra Civil Española el edificio sufrió daños considerables, además de la perdida de obras de arte. Durante este periodo sirvió como hospital de sangre y cuartel militar y sufrió los bombardeos mientras estuvo activo el frente de Brunete. Estos provocaron el desplome de parte de la cubierta que con la acción de la lluvia ocasionaron el desplome de algunos forjados. Finalizada la contienda fue restaurado en el año 1942 por la actuación de la Dirección General de Regiones Devastadas y a partir de aquí tuvo un periodo de utilización como colegio para niñas dependiente de laDelegación Nacional de Auxilio Social. Uso que tendría hasta 1973.

Es monumento nacional desde el año 1974.

El palacio ha sido  escenario de algunas escenas de la película  Los fantasmas de Goya de Milos Forman.

Durante las obras de rehabilitación del Palacio en el verano del 2013, se encontró una granada mortero de 50 milímetros de calibre, que estaba todavía activa. Concretamente, estaba incrustada en la cubierta de uno de los portones de acceso al Palacio. Esto provoco la intervención de los especialistas en desactivación de explosivos de la Guardia Civil, grupo Tedax que procedieron a su detonada de forma controlada.

Si quieres usar nuestra audio guía interactiva pulsa aquí.

data=RfCSdfNZ0LFPrHS

rutasconhistoria.es

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios