Tercera Guerra Carlista**

En 1872 Carlos María de los Dolores Borbón (Carlos VII) tenía muy bien preparada su insurrección. La Gloriosa se lo había puesto fácil, pues los tradicionalistas y los integristas que habían permanecido neutrales en la guerra de los Matiners se echaron en sus brazos, asustados por la revolución del 68. Cabrera, el último general carlista de las guerras anteriores había dimitido en 1870, aduciendo que no había posibilidades de ganar.

La guerra comenzó en el Norte, y como en la Primera se extendió rápidamente a otros territorios, destacando de nuevo Cataluña. Sin embargo, el Pretendiente, tuvo un fuerte tropiezo en Oroquieta y tuvo que repasar la frontera. Hubo un intento de paz entre los mandos carlistas del Norte y el gobierno de Serrano, pero ninguno de los bandos aceptó el acuerdo y las hostilidades continuaron. Carlos VII reorganizó sus fuerzas y en diciembre de 1873 atravesó de nuevo la frontera consiguiendo implantar un verdadero estado (pese a no controlar las capitales del norte), con gobierno, corte, justicia, academias militares, servicio de correos, moneda, y hasta fábricas de municiones. Paradójicamente, el estado carlista se constituyó como un estado federal.

El pretendiente restauró los famosos Fueros de los antiguos reinos que llevaban abolidos desde Felipe V lo que le proporcionó suficiente apoyo popular en todo el noreste de España, instaurando su capital en Estella. Además, con la llegada de la I República, muchos isabelinos se pasaron al bando carlista, reforzándole políticamente. La guerra se desarrollaba en dos frentes diferenciados, el Este, con Cataluña, Aragón y Valencia, en forma de guerra de partidas, y el Norte, con Navarra y el país vasco con fuerzas más nutridas y en cierto modo regulares, todo ello desde el punto de vista carlista. Del lado de los liberales, que pasaron por cuatro regímenes, la regencia de Serrano, Amadeo de Saboya, la I República y de nuevo Serrano, se caracteriza militarmente por los claros y oscuros.

Una primera parte donde pese a su superioridad fueron incapaces de reducir la rebelión y una segunda donde poco a poco, primero redujeron el frente del Este y finalmente terminaron con la lucha en el Norte, coincidiendo con la restauración canovista. En Cataluña destacó el general Martínez Campos que tomó la capital carlista, Olot, acabando en 1875 con la resistencia en toda la región. Concentrado el ejército gubernamental en el Norte, la guerra terminó en 1876 con la conquista de Estella, obligando al Pretendiente a pasar a Francia al grito de ¡Volveré!, que no cumplió.

Tercera guerra carlista. Grabado que representa a un oficial prisionero de los Carlistas. Imagen del banco de imágenes de la Diputación Foral de Guipúzcoa: El álbum de siglo XIX en el País Vasco.

Tercera guerra carlista. Grabado que representa a un oficial prisionero de los Carlistas. Imagen del banco de imágenes de la Diputación Foral de Guipúzcoa: El álbum de siglo XIX en el País Vasco.

Tipos carlistas. Imagen del banco de imágenes de la Diputación Foral de Guipúzcoa: El álbum de siglo XIX en el País Vasco.

Tipos carlistas. Imagen del banco de imágenes de la Diputación Foral de Guipúzcoa: El álbum de siglo XIX en el País Vasco.

Un capitán carlista llamado Prudencio Arnao fotografiado por Otero y Aguirre en 1874. Historia de la fotografía en España. Publio López Mondejar.

Un capitán carlista llamado Prudencio Arnao fotografiado por Otero y Aguirre en 1874. Historia de la fotografía en España. Publio López Mondejar.

Trincheras gubernamentales en el monte Eskinza en 1875. Imagen del banco de imágenes de la Diputación Foral de Guipúzcoa: El álbum de siglo XIX en el País Vasco: El álbum de siglo XIX en el País Vasco.

Trincheras gubernamentales en el monte Eskinza en 1875. Imagen del banco de imágenes de la Diputación Foral de Guipúzcoa: El álbum de siglo XIX en el País Vasco: El álbum de siglo XIX en el País Vasco.

Caricatura de la época que representa al Pretendiente huyendo a Francia.

Caricatura de la época que representa al Pretendiente huyendo a Francia.

sbhac.net/Republica

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios