Domingo Bartolomé Matheu


matheu.Domingo Bartolomé Matheu fue un político, marinero y comerciante nacido el 4 de agosto de 1765 en la ciudad española de Barcelona y fallecido en la capital de argentina el 28 de marzo de 1831.

Cursó sus estudios en España como piloto naval y junto a su hermano Miguel Matheu, que había obtenido uno de los monopolios comerciales en Cádiz para negociar con las colonias, logró el beneplácito de la Monarquía Hispánica para mercadear con las Indias.

A los 27 años de edad decidió fijar su residencia definitivamente en la ciudad de Buenos Aires convirtiéndose su negocio, de venta al mayor y ubicado en la actual calle Perón, en uno de los más concurridos de la capital argentina. Corría el año 1793.

Al producirse las invasiones inglesas, entre los años 1806 y 1807, Domingo Matheu combatió junto a la Compañía de Miñones y tomó parte de la reconquista de la capital del Virreinato del Río de la Plata. La Compañía de los Miñones Catalanes era un grupo expedicionario creado para combatir a los ingleses, que habían penetrado en los dominios del virreinato y se habían hecho con el control de la capital, junto a las tropas de Santiago de Liniers.

Esta compañía a la que pertenecía Matheu, fue financiada por el catalán Miguel Antonio Vilardebó y estaba compuesta por dos oficiales y ciento veinte soldados. Más tarde la Compañía de Miñones Catalanes se fusionó con los Voluntarios de Cataluña de Buenos Aires que volvieron a desempeñar un importante papel en la defensa de la capital en 1807.

matheuAfín a los ideales de la Revolución de Mayo, en 1810 tomó parte del Cabildo Abierto del 22 de mayo de ese mismo año.

En la Primera Junta revolucionaria del gobierno, presidida por Cornelio Saavedra, fue nombrado vocal junto a Manuel Alberti, Juan Larrea, Manuel Belgrano, Miguel de Azcuénaga y Juan José Castelli y una vez los diputados interiores se adhieren al movimiento emancipador fue nombrado presidente de la Junta Grande.

Es interesante mencionar que Domingo Matheu junto a Juan Larrea ya mencionado, fueron los dos únicos españoles que formaron parte de la Primera Junta.

Su importante fortuna propició que jugara un papel importante como financiero en los primeros años del gobierno Revolucionario, de las expediciones bélicas que iniciándose en Buenos Aires llegaban a Uruguay, Perú, Bolivia y Paraguay para extender la liberación colonial.

Compaginó sus tareas políticas con su vocación comercial y se convirtió en director de la Fábrica de Fusiles de Buenos Aires y en 1813 obtuvo el visto bueno para la producción de uniformes militares.

En 1817 decidió abandonar la política activa y optó por el retiro. Nacido en España pero identificado plenamente con su tierra de acogida, Domingo Matheu falleció en Buenos Aires en 1831 pasando a convertirse en un personaje fundamental en el proceso de Independencia. Actualmente sus restos descansan en el cementerio de la Recoleta de la capital argentina.

Lee todo en: La guía de Historia

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios