Batalla de Cepeda

Batalla de Cepeda - 1820

Batalla de Cepeda – 1820


estanislao-lopezCon este nombre se designan dos enfrentamientos bélicos que recibieron igual denominación por ser el escenario de los hechos, la cañada de Cepeda, en la provincia de Santa Fe, República Argentina. Nos referiremos separadamente a cada uno de ellos.

LA BATALLA DE CEPEDA DE 1820

ANTECEDENTES

 

En 1819, la lucha contra el dominio español, estaba ya casi prácticamente terminada, y los problemas que se acentuaban eran los internos. En 1819, se había dictado una constitución de carácter unitario que originó el rechazo de las provincias, particularmente las del litoral.

El gobierno nacional quedó en manos del general Rondeau, como Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, en el mes de junio de 1819, y en octubre, nuevamente surgieron los enfrentamientos con la provincia de Santa Fe, que estaba al mando de su caudillo, Estanislao López. Para enfrentarla, Rondeau utilizó las fuerzas del Ejército de los Andes, hasta ese momento dedicado a la lucha contra España.
Sin embargo el Ejército del Norte, también convocado, no deseaba participar en luchas entre hermanos, y el 8 de enero de 1820, se sublevó en Arequito, quitándole al gobierno central la posibilidad de enfrentar a los federales. El Ejército de los Andes, se sublevó en San Juan. La solicitud de ayuda al general Lecor, que ocupaba Montevideo por parte del gobierno porteño, no hizo más que agravar el resentimiento de los federales.

cuadro1

De este modo, ante la oposición de las milicias, López de Santa Fe y Ramírez, de Entre Ríos, estaban cómodos para enfrentar a Buenos Aires.EL ENCUENTRO
En Buenos Aires, la autoridad había quedado en poder del Cabildo. El 30 de enero, el alcalde de primer voto, Juan Pedro Aguirre fue designado Director sustituto.
Los federales enfrentaron a los 3.000 hombres porteños, que bajo el mando de Soler, fueron derrotados.

CONSECUENCIAS

Estanislao López, el 5 de febrero, ofreció al Cabildo de Buenos Aires, la opción entre sellar la paz o continuar con la lucha. Como condición para el cese de hostilidades se exigió la disolución del Directorio y del Congreso de Tucumán.
Soler, a cargo del ejército apoyó a los federales, y también exigió la disolución del Congreso y del Directorio.
Sin apoyo de sus propias fuerzas, el Director Rondeau cesó en su cargo al igual que el Congreso. Buenos Aires pasó a constituirse en una provincia autónoma, a cargo de un gobernador, cargo para el que fue designado, Manuel de Sarratea, firmándose el 23 de febrero, el Tratado del Pilar, por el cual se debería organizar el país bajo el sistema federal.

cepeda-400

LA BATALLA DE CEPEDA DE 1859

ANTECEDENTES

Luego de sancionada la Constitución Nacional de 1853, de carácter federal, que con modificaciones se mantiene vigente, no quedó aún concluida la rivalidad entre Buenos Aires y la Confederación. Esta última, ante la separación de los porteños, estableció su capital en Paraná (provincia de Entre Ríos). En 1854, asumió el primer presidente constitucional de la confederación: Justo José de Urquiza.
Buenos Aires sufrió restricciones, comerciales, al gravarse sus productos en forma más perjudicial que los que operaban a través del puerto de Rosario, pero aún así se mantenía en una situación económicamente pujante.

justo-jose-de-urquizaLa discordia entre unitarios y federales se agravó cuando el gobierno porteño prestó ayuda al líder del partido Colorado, de la República Oriental del Uruguay, que se había refugiado en Buenos Aires, y desde allí planeó una invasión a su país para reconquistar el mando en manos del Partido Blanco, que obtuvo el apoyo de la Confederación.
Otro problema surgió tras el asesinato del ex gobernador sanjuanino, el caudillo, general Benavides, por parte de quien estaba a cargo del gobierno de esa provincia, Gómez Rufino, acto que fue apoyado por el gobierno porteño, lo que les valió ser acusados por la Confederación de planear el crimen.
Santiago Derqui, ministro del Interior de la Confederación viajó a San Juan donde detuvo y trajo prisionero a Paraná, a Gómez Rufino.

La suerte de las relaciones entre porteños y provincianos estaba sellada: la guerra era inminente.
El problema intentó ser mediado por Benjamín Yancey, ministro plenipotenciario de Estados Unidos, y por el hijo del presidente paraguayo, Francisco Solano López, con resultado negativo, ante la posición intransigente de las partes, sobre todo la del gobernador de Buenos Aires, Valentín Alsina que exigía que Urquiza fuera depuesto.
El 1 de abril de 1859, por ley del Congreso se ordenó a Urquiza incorporar a Buenos Aires al resto del país, ya sea en forma pacífica, o, en caso necesario, por medio de la fuerza.

EL ENCUENTRO

francisco-ramirezEra principios de octubre cuando la ciudad de Rosario recibió en sus cercanías, a Justo José de Urquiza, al mando de 14.000 hombres. En San Nicolás, se apostó Mitre al mando de las fuerzas porteñas, reuniendo 10.000 hombres. Los federales superaban a los unitarios, sobre todo en la caballería.
El encuentro se produjo en la cañada de Cepeda, el 23 de octubre de 1859, y la caballería federal se impuso, obligando a Mitre a retirarse a San Nicolás y desde allí a Buenos Aires.

CONSECUENCIAS

El triunfo federal, significó que estos se sintieran fuertes, y Urquiza, que se había asentado en San José de Flores, exigió la destitución de Alsina, para aceptar negociar. El 8 de noviembre, Alsina renunció, asumiendo en forma provisoria Felipe Lavallol. La negociación se realizó con la mediación del general Francisco Solano López
El Pacto de San José de Flores, celebrado el 10 de noviembre de1859, significó que Buenos Aires y la Confederación, se integrarían bajo un gobierno y una constitución común. Esta Constitución, sancionada en 1853, podía ser revisada por los porteños, ya que no habían participado en su redacción.

Lee todo en: Batalla de Cepeda | La guía de Historia

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios