Jenofonte: Helénicas (I)

14352271

Obra histórica del ateniense Jenofonte, cuyo título, común en su época, se usaba en contraposición al dePérsica o Índica, para indicar que se centraba en el mundo griego. Comúnmente se admite que Jenofonte pretende continuar y completar la obra histórica de Tucídides, quien en su Guerra del Peloponeso había llegado hasta el año 411 aC. Sin embargo, la unión entre ambas obras no es exacta, y al no existir una introducción que nos hable de su método o su propósito, nada puede asegurarse. Jenofonte llega en su descripción histórica hasta el 362 aC, cuando sucede la gloriosa defensa espartana de Agesilao.
Casi todos los estudiosos coinciden en separar una primera parte, que correspondería a la guerra del Peloponeso (I-II 3, 9) del resto de la obra. A esa parte se le asigna como fecha probable de composición el año 390 aC, tras la campaña de Ciro y la estancia con Agesilao en Asia Menor. Existen diferencias estilísticas en el resto de la obra (aparecen caracterizaciones de personajes, diálogos, juicios del autor en primera persona, sentencias, comparaciones y sobre todo la observación de la influencia de la divinidad en el correr de la historia), que bien pueden atribuirse a la influencia de Tucídides, bien a un intento imitativo por parte de Jenofonte, o bien simplemente al tiempo transcurrido entre la escritura de las obras. Para la segunda parte ha de pensarse en años posteriores al 381 aC (se habla de la muerte de Pausanias, ocurrida ese año), incluso muy posteriores (se trata como vivo al tirano Tisífono, que gobernó Feras entre 358 y 355 aC).
Hay unanimidad al señalar que la misma vida viajera de Jenofonte es la principal fuente de información de los hechos relatados en su obra: su estancia en Atenas para los acontecimientos de la primera parte y de los Treinta; su estancia con Agesilao para lo sucedido hasta la batalla de Coronea; su permanencia en Escilunta para recabar información del lado lacedemonio; su período en Corinto para asuntos de esta polis, de Sición y de Fliunte. Algunos incluso atribuyen a esta misma causa importantes omisiones: sólo se menciona de paso la batalla naval de Cnido o la creación de la segunda liga marítima ática.
A pesar de haber sido muy leído por los antiguos, los estudiosos modernos son bastante críticos, al observar su falta de alma de investigador y su parcialidad (que le lleva a silenciar hechos importantes), a pesar de presentar un material fiel. En cuanto a su estilo, las cualidades que se le niegan como historiador le son reconocidas como escritor, alabando su claridad, sencillez, viveza del relato y agradable fluidez, sin incurrir en los excesos retóricos de los historiadores de su época. Se admite que sus discursos son más reales y adaptados a los personajes que los pronuncian que los de Tucídides, se reconoce su sentido de la situación dramática y se enumeran algunos episodios que cautivan al lector.
A continuación presentamos el resumen de los dos primeros libros, que tratan el final de la Guerra del Peloponeso, y dejamos los cinco restantes para entradas posteriores (por una parte, los libros III-IV, y por otra los libros V-VII). Cada libro se separa en sus epígrafes correspondientes.
Libro I
Refiere los acontecimientos de la guerra del Peloponeso desde el año 411/410 al 406/405 aC, localizados principalmente en Asia Menor, con las intervenciones de Alcibíades, Farnabazo, Trasilo, Ciro, Lisandro y Calicrátidas, entre otros. Se cierra con la batalla naval de las islas Arginusas y el proceso de los estrategos en Atenas.
mapPelopWar200pct
  • Fin del año 411/410 aC, y año 410/409 aC: Enfrentamientos navales en el Helesponto. Intervención de Alcibíades, que hace huir a los peloponesios, pero es encarcelado a traición por el sátrapa Tisafernes. Consigue escapar y organiza a los atenienses. Farnabazo reconstruye la flota peloponesia. Intervienen los estrategos siracusanos, que son desterrados por el partido democrático de su patria. Rebelión en Tasos, y expulsión de los prolaconios. El rey espartano Agis se aproxima a Atenas en una expedición de aprovisionamiento; Trasilo hace salir a los atenienses y, ante la retirada lacedemonia, consigue matar a algunos de su retaguardia. Agis decide que, para lograr el bloqueo del Pireo, lo mejor es enviar mensajeros a Bizancio.
  • Año 409/408 aC: Trasilo saquea la región de Pígela, en Asia Menor, y vence a los de Mileto. Luego saquea Lidia y zarpa hacia Éfeso, donde es vencido por los de la ciudad y sus aliados, traídos por Tisafernes. Huye a Lesbos, donde consigue vencer a la flota siracusana que había luchado en Éfeso. Los prisioneros, enviados a las canteras del Pireo, horadan una ruta de escape durante el invierno. Los atenienses fortifican Lámpsaco y atacan Abido, haciendo huir a Farnabazo.
  • Año 408/407 aC: Los atenienses sitian Calcedón. Sus habitantes habían entregado sus tesoros a sus vecinos, los tracios bitinios, y Alcibíades se hace con ellos. El harmoste lacedemonio de la ciudad, Hipócrates, sale para luchar, pero antes de que acudan las tropas de ayuda de Farnabazo resulta muerto, y sus tropas vuelven a la ciudad. Se llega a un acuerdo, y Calcedón paga su tributo a la liga ático-délica (que había abandonado el 411 aC). Alcibíades toma Selimbria. Mientras Farnabazo y diversos embajadores griegos acuden al rey persa, los atenienses sitiaban Bizancio. Cuando Clearco, el harmoste lacedemonio, marcha ante Farnabazo para reunir naves y recibir la paga de sus soldados, algunos bizantinos entregaron la ciudad a los atenienses, abriendo las puertas de noche.
  • Año 407/406 aC (I): Llegada de Ciro y retención de los embajadores atenienses. Alcibíades regresa a Atenas y, habiendo sido elegido estratego, es recibido con actitudes muy dispares por parte de los ciudadanos. Luego recluta un ejército y marcha contra Andros, donde se lleva la victoria.
  • Año 407/406 aC (II): Lisandro es enviado como navarco a Asia Menor y se encuentra con Ciro, llegando a un acuerdo sobre la intervención de las tropas. Tiene lugar la batalla de Notio entre las naves de Lisandro y las de Antíoco, dejado a cargo de la armada ateniense por Alcibíades. Los atenienses, luchando de forma dispersa, son vencidos. En Atenas se produce malestar contra Alcibíades, y se eligen nuevos estrategos. Alcibíades marcha al Quersoneso con una sola nave.
  • Año 406/405 aC (I): Los lacedemonios envían a Calicrátidas a Asia Menor, sustituyendo a Lisandro. Calicrátidas comienza a preparar las naves para enfrentarse a los atenienses, pero detecta las maquinaciones de los partidarios de Lisandro (dejadez en sus servicios y nombramiento de hombres inexpertos). Molesto con Ciro por aplazar el pago de sus soldados, marcha a Mileto, donde obtiene fondos. Se dirige a Metimna, en Lesbos, defendida por una guarnición ateniense, y la toma por la fuerza. Persigue luego a Conón, refugiado en Mitilene, y tras una batalla sitia el puerto de la ciudad. Conón consigue que dos naves burlen a los sitiadores y, aunque una es atrapada, la otra logra dar el aviso en Atenas. Se envía una flota de 110 naves atenienses, y más de 40 aliadas. Calicrátidas, enterado, deja en el sitio 50 naves, y parte con 120 a su encuentro. Tiene lugar una gran batalla en las islas Arginusas, venciendo los atenienses. Una tempestad evita que pueda ayudarse a las tripulaciones de las naves hundidas. Eteónico finaliza el asedio, y Conón se reúne con los atenienses.
  • Año 406/405 aC (II): En Atenas se destituye a todos los estrategos, salvo a Conón, y los seis que regresan a la ciudad son arrestados, acusados de no ayudar a los náufragos. Se les juzga, además, a todos juntos y con la votación separada por tribus, algo no contemplado en las leyes atenienses. Son condenados a muerte, y los seis presentes son ejecutados.
 
Libro II
Refiere los hechos ocurridos entre el 406 y el 401 aC: la derrota ateniense en Egospótamos, el bloqueo del Pireo, la rendición de Atenas, el gobierno de los Treinta, la muerte de Terámenes, la toma de File y del Pireo por Trasibulo y la caída de la oligarquía ateniense.
  • Años 406/405 aC (III) y 405/404 aC (I): Eteónico, que había marchado a Quíos, evita que sus soldados ataquen la ciudad ante la falta de víveres, y logra más dinero de los quiotas. Ante la petición de los aliados peloponesios, se envía a Lisandro al frente de la flota, y éste se dedica a reparar las naves y pedir dinero a Ciro. Se producen diversos ataques de ambas flotas a ciudades contrarias. Lisandro y Tórax, respectivamente con la flota y con un ejército de tierra, toman Lámpsaco. Los atenienses, con 180 naves, se sitúan en Egospótamos, frente a la ciudad. Lisandro evitó el enfrentamiento directo por cuatro días, pero al quinto atacó, en el momento en que los atenienses ya habían desembarcado para buscar víveres. Conón logra escapar con nueve naves atenienses, pero el resto fueron apresadas.
  • Año 405/404 aC (II): Lisandro acude entonces al Bósforo, y hace marchar a Atenas a todo ateniense con el que se cruce, sabiendo que la acumulación de gente agravaría la falta de víveres en el Ática. En Atenas comienzan los preparativos para soportar el asedio, mientras Lisandro logra pasar a su bando a todas las ciudades de Lesbos y Eteónico hace lo mismo en Tracia. Pausanias, rey lacedemonio, acampa junto a Atenas, y Lisandro ancla la flota en el Pireo, bloqueando el puerto. Aunque los atenienses no desean derribar sus muros, se ven obligados a aceptar las propuestas lacedemonias cuando se quedan sin trigo: derribarán los Muros Largos y el Pireo, entregarán las naves salvo doce, admitirán a los desterrados y seguirán a los lacedemonios en sus acciones.
  • Año 404-403 aC En Atenas se eligen treinta personas para compilar las leyes de gobierno, lo que convierte a la ciudad en una oligarquía. Lisandro toma la ciudad de Samos, y luego regresa a Lacedemonia con todo el botín y los honores recibidos. Por su parte, el gobierno de los Treinta comienza a mostrar una actuación poco digna, deteniendo a cualquier ciudadano que se les oponga. En esta oposición destaca Terámenes, quien había apoyado la oligarquía, y sus palabras provocan que los Treinta elijan a tres mil ciudadanos para participar en los asuntos políticos, y desarmen al resto. Sin embargo, Terámenes sigue oponiéndose a las condenas a muerte, y Critias lo acusa de traición en una de las reuniones del consejo. A pesar de su defensa, en la que alega que los traidores son los propios oligarcas, al realizar acciones que ponen en su contra a toda la población, Terámenes es apresado por una conspiración de Critias, que sitúa a hombres armados alrededor de los consejeros, y es obligado a tomar la cicuta.
  • Otoño del año 403 aC, aunque se habla de acontecimientos posteriores:: Los desterrados de Atenas, al mando de Trasibulo, toman la fortificada File, y logran rechazar un primer ataque ateniense. Luego, en una salida, logran abatir a buena parte de la guarnición laconia. Como posible refugio, los Treinta acuden a Eleusis y arrestan a los ciudadanos contrarios a su facción. Trasibulo y los desterrados llegan de noche al Pireo y son atacados por los hoplitas atenienses, que son rechazados y perseguidos hasta la llanura. Los Treinta son cesados (y huyen a Eleusis) y se elige a un gobierno de diez, uno por tribu. Sin embargo, la ciudad sigue alborotada y llena de desconfianza. Los Treinta envían embajadores a Esparta; parten Lisandro como jefe del ejército de tierra y su hermano Libis como navarco, con la intención de asediar de nuevo Atenas. El rey Pausanias, envidioso de la fama de Lisandro, acude también, y protagoniza algunas escaramuzas con los del Pireo. Al mismo tiempo, logra que tanto los del Pireo como los de la ciudad le envíen embajadores y firmen finalmente la paz.

Fuente: http://epitomeclasica.blogspot.com.es/2013/09/jenofonte-helenicas-i.html

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios